martes, julio 05, 2005

Antes que también lo olvide

Hay dos blogs que me han servido para conocer todos los que he visitado (ja! a lo mucho 20 de los miles de millones que seguro existen en todo el mundo), pues los autores de ellos sí saben cómo poner las ligas. Son el de Alberto, que ya había recomendado pero que al poco tiempo cambió a albertochimal.blogsome.com, y el de Tryno Maldonado atari2600.blogspot.com. De sus blogs he brincado a otros que también son de escritores o relacionados con la literatura (para Ana), y artes varias, en donde he encontrado agradables sorpresas, o me han causado asombro, diversión o de plano mucha tristeza. También hay dos blogs que visito cotidianamente, sólo que esos me sirven para enterarme de la vida de dos amigos que ya no veo tanto como antes. Ahora que reflexiono sobre el asunto, me temo que me esté convirtiendo en una de esas personas que anuncian en el programa de radio "antisocial", que se expresan mejor por messenger -en este caso el blog- que en una conversación real. ¿Será que los nombres de las personas de las que no hemos sabido casi nada mutarán al de blog: Ponchoblog, Fabisblog, Jorgeblog? ¿Será que en el tiempo que pasamos solos ante la pantalla y el internet nos convertimos en virtuosos de la palabra escrita, pero al salir a la calle olvidamos para qué nos sirve la voz? ¿Será que nos estamos convirtiendo en gente que vive para trabajar y no trabaja para vivir, y en consecuencia, cuando salimos cada cual de la oficina, no tenemos ganas de saber más nada ni de ver a nadie? ¿Será que usamos este medio para que no se le olvide a los otros que andamos por ahí, pero no en algún lugar de la calle, la colonia o la ciudad, sino del ciberespacio?
Mientras canto un poco para mantener la boca en movimiento, espero que el lector tome en cuenta mis recomendaciones sobre los blogs, pero también las precauciones que considere necesarias.

2 comentarios:

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Pues yo se que me he cortado pero es aquel pequeño asunto del popestabaconmigo, pero ni modo soy un neuras. je je je.

Aunque usté ha desaparecido también, y bueno las memadas solo se hacían en sonideros, del cual me suicide...

A veces, bueno en muchas ocasiones he desaperecido fisicamente del mundo, a veces viajo y a veces solo me escondo, estoy en una de esas etapas, perdido y de perdido, aunque le visito constantemente para enterarme que en la exposición, participaban, diablos, que cortado y que habla en radio...

Me pierdo de mucho, por eso aumento el acceso a los blogs, dejas de mover la lengua para mover los dedos. Aunque creo es solo una extensión de la forma de comunicarnos.

En estas épocas de ausencia física y de tráfico

Iliana Vargas dijo...

Ya me perdí, ¿qué es eso de que las memadas se hacían en sonideros? ¿Le armaron bronca por nuestro ruidero en las pocas memadas en las que incurrí? ¿No debimos brincotear? Y eso del suicidio...¡No me hable en clave!